reflexiones

“No tienes ni puta idea”: los Clásicos(TM) atacan de nuevo

Uff, tengo la sensación de que ya he hablado de esto antes. ¿Qué se le va a hacer? Es lo malo de las redes sociales: estás tan tranquila y de repente se te aparece un tipo de esos a los que de vez en cuando se les rompe el bozal y te sueltan alguna parida de las suyas. Y eso te hace pensar. Te da ganas de hablar. Las opciones son entrar en la discusión o hacer un hilo diciéndole lo que piensas. Pero una tiene aprecio por su salud mental y su tiempo, así que escoge una tercera opción: expulsar la bilis en su blog que, al fin y al cabo, es su territorio.

gothic-3149334_1280
Aquí mando yo, y a quien me toque la moral le mando a mi lobo. ¡Ataca, Snow!

Todo empezó con el siguiente tuit y la avalancha de comentarios —principalmente en contra, pero también alguno a favor— que trajo consigo:

captura 1

Como ya habréis podido comprobar por las ocasiones en las que lo he mencionado, me encanta Cien años de soledad. Me enamoré de algunos de sus personajes y disfruté mucho de las disputas, los incestos y las desgracias de la familia Buendía. O sea, lo que viene a ser el salseo. Por esa parte, además de los momentos absurdos propios del realismo mágico (que a una de las protagonistas se le aparezca la Muerte en persona, una lluvia que dura varios años, gente con atributos animales…), creo que mucha gente podría disfrutarlo. Sin embargo, también soy consciente de que ese salseo tarda en llegar y está muy diluido entre tramas políticas y bélicas, y también de que el estilo puede hacerse pesado, como suele pasar con todos los clásicos. Por eso, no se me ocurriría jamás decirle a alguien que no tiene ni puta idea de lo que es la Buena Literatura™ si no le ha gustado ese libro.

Ah, el bueno y viejo elitismo cultural. Sí, en efecto: creer que una obra es mejor que otra simplemente porque es más compleja tiene nombre. Fonseca lo explica muy bien en este artículo, así que no me explayaré más. Ya os podéis imaginar mi opinión al respecto. Lo que yo quería en esta entrada era debatir unos cuantos de los puntos que menciona este individuo. Como por ejemplo…

captura 2

No sé ni por dónde empezar. Veo posibilidades de argumentarlo desde los dos bandos. Yo soy la primera que considera que en la música y en la escritura —y en más artes, seguramente, pero prefiero moverme por las que me son más cercanas— hay que probar un poco de todo y que en todas partes puedes encontrar algo bueno. Mis preferencias suelen centrarse en el rock y el metal, pero también soy capaz de admirar la potencia y expresividad de la voz en las rancheras. Todos los géneros pueden aportar algo e influirse unos a otros de manera positiva y, si no has picado un poco de cada uno de ellos, te será imposible conocer sus virtudes.

The 14th Annual Latin GRAMMY Awards - Show
Ya quisiera más de una diva tener tanta fuerza… y creatividad para insultar

Por otro lado, también entiendo el punto de vista contrario: ¿por qué debería gustarnos absolutamente todo? De hecho, ¿es posible que nos guste todo? Veo difícil que a un lector fanático de la ciencia-ficción más pura, obsesionado con cómo los avances tecnológicos afectarán a la sociedad en el futuro, le interese leer un romance histórico. No estoy negando que existan personas que disfruten de ambas cosas —dijo ella mientras guardaba Un acorde menor en la estantería y empezaba con entusiasmo Territorio Lovecraft—, pero todos tenemos nuestros gustos y tendencias. Y eso está bien. Es natural. Es lógico. Es sano.

Tras esta ida por las ramas en la que no termino de posicionarme, voy a lo que me rechina de ese comentario: no me lo creo. Es que no se lo cree ni el propio autor del tuit. A alguien con esos aires de superioridad moral que se erige a sí mismo como paladín defensor de la Cultura™ no me lo puedo imaginar leyendo fanfiction o haciendo cola para que E. L. James le firme Cincuenta sombras de Grey. Tal vez esté siendo víctima de mis propios prejuicios, pero una persona así me encaja más bien en el perfil de los que arrugan la nariz al pasar por la sección de romántica en su librería local o ponen el grito en el cielo porque los jóvenes de hoy en día prefieren leer a Iria y Selene o las aventuras del Rubius antes que El Quijote. Así que todo esto me hace plantearme si ese carnet de lector, ese que nuestro gran amigo está tan empeñado en repartir, requiere también marcar la casilla de Crepúsculo y otros libros de los que el público general se mofa o si hay excepciones. Bueno, en realidad no me lo pregunto. La opinión de este personaje me importa más bien poco, pero es un detalle que me ha llamado la atención.

Y atentos a la última, que también es para coronarse:

captura 3

Y menos mal que he decidido obviar el momento estelar en el que se pone a hablar de los nazis… Ah, ¿que ahora no puedes considerarte bibliófilo si no tienes un doctorado en Filología Hispánica y un máster en Literatura Universal? ¡Atención todo el mundo! A partir de ahora, solo a aquellos que se gradúen en Comunicación Audiovisual se les permitirá llamarse amantes del cine y las series. Y ojo con hablar de pintura y escultura sin haberte sacado la doble titulación de Bellas Artes con Historia del Arte.

violin-1617972_1280
Tú calla, que solo estás en primero

Bromas aparte, me parece bastante ignorante considerar que solo las opiniones de alguien que ha recibido una formación más específica en la materia sean válidas. Y ya no estoy hablando de que en los libros de historia se hayan pasado por alto las obras de artistas que no eran hombres blancos heterosexuales y, en su mayoría, europeos. Además de ese sesgo cultural, debemos tener en cuenta que esa gente que se ha pasado la vida estudiando arte, literatura, audiovisuales o música son —¡sorpresa!— personas. Seres humanos como tú y como yo: imperfectos, con sus subjetividades, sus ideologías, sus preferencias. Que sepan la base teórica —que, por cierto, también la elaboraron personas— para distinguir lo bueno de lo malo no significa que tengan más razón.

Pondré un ejemplo para ilustrar. Hace unos años conocí a un chico que llevaba toda su vida en el conservatorio y era un as tocando el piano. Con esos datos y la lógica de nuestro amado tuitero, podríamos asumir que se trata de alguien que entiende mucho de música y de cuyo criterio podemos fiarnos, ¿verdad? Es decir, si una persona con tanto bagaje defendiera que cierto compositor o cierto músico es la novena maravilla, debería tener razón.

Vale. Ahora adivinad cuál era su grupo favorito.

¿Mozart? Frío, frío. ¿Beethoven? Frío, frío. ¿Una de esas bandas mitificadas hasta el extremo como Queen o los Beatles? Nanay. ¿Pink Floyd? ¿Dream Theater? ¡Qué va!

Su banda favorita era Pereza. PEREZA.

pereza

Sí, ese mismo tío que llevaba desde pequeño estudiando a Bach se volvía loco con una banda de pop español que suena en la radio comercial. No sé, tal vez ahora sea yo quien esté cayendo en elitismos, pero a mí me parece que Pereza sería más el equivalente musical de Eragon (producto sencillo, dirigido a gente joven y sin más pretensiones que entretener) que el de Cien años de soledad.

Y hasta aquí la reflexión de hoy. La única conclusión que se me ocurre añadir es que el criterio solo se desarrolla manteniendo la mente abierta y dando una oportunidad a lo que caiga en nuestras manos, sea lectura, música, televisión… No está bien imponer nuestro criterio a les demás, pero tampoco fiarnos ciegamente en quienes creemos que saben más que nosotres, ya que la subjetividad es tan humana como el caminar a dos patas. Disfruta de lo que te guste y deja al resto disfrutar de lo que les gusta.

 

 

9 comentarios en ““No tienes ni puta idea”: los Clásicos(TM) atacan de nuevo”

  1. Leí el hilo de marras y atónita, con las patas colgandísimo que me quedé. Al principio. Después me dio casi un poco hasta la risa, me recordó al personaje de “Amanece que no es poco” que no le deja leer su novela a según quién, porque “se la estropea”. Y es que hay quien el juguete-mi-tesoro (es decir, sentirse del selecto club de la élite) lo quieren para ellos solos. Con lo bonito que es que se hable de literatura, pardiez, por todos los dioses y los demonios, en todos los ámbitos, en todos los niveles, cada uno hasta donde le llegue su bagaje… De todos modos, esto no es lo peor. Lo peor es la cantidad de gente que después de leer este hilo no va a acercarse a tocar un clásico ni de lejos y con un palo, porque lo que dan ganas de hacer es salir corriendo lejos antes de tener algo en común con según qué amantes de los clásicos. Lástima de oportunidad perdida para haber intentado transmitir y contagiar entusiasmo. Qué difícil nos dejan la plaza a los demás la gente que hace estas cosas… En fin.

    Le gusta a 1 persona

    1. Seven hells! ¡No había caído en ese detalle que comentas! Tienes mucha razón: si yo me hubiera encontrado ese hilo cuando era adolescente y no sabía ni lo que era Cien años de soledad, seguramente no habría querido saber de ese libro ni en pintura para no acabar como semejante individuo. Muy de acuerdo en lo de transmitir el entusiasmo por lo que nos gusta en vez de echar mierda. ¡Mil gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

  2. El arte está hecho para el disfrute, de quien lo hace y de quien lo recibe. Creo que lo has resumido muy bien en la última frase, Disfrútalo y deja que los demás hagan lo mismo. ¿O es que te va a llenar más leer Cien años de soledad si sabes que les encanta a otras personas? Que cada uno tenga sus gustos y los disfrute con ganas!

    Le gusta a 1 persona

    1. Creo que no es ya lo de que algo te llene más si le gusta a más gente, sino que en el caso de este tipo es más una especie de “Si no te gusta algo, es que no lo entiendes porque no eres tan listo como yo”. En fin…

      Me gusta

  3. “Hakuna Matata, vive y deja vivir” eso decían Timón y Pumba y es los que todos deberían grabarse en el cerebro. No todos tenemos los mismos gustos, y eso es lo bonito, que cada uno tenga una opinión diferente, sino seríamos robots iguales y sería exageradamente aburrido todo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente. Además, una cosa es no estar de acuerdo con los gustos de otros, y otra muy distinta, creer que eres superior a ellos. Así que estoy muy de acuerdo contigo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s